Cómo preparar un “elevator pitch” convincente

Persona dando un elevator pitch convincente a un cliente potencial

No existe nada que te apasione más que tu negocio, ¿verdad? Si eres como nosotros, podrías pasarte el día entero hablando de eso. ¿Has pensado en concentrar esa pasión en un discurso de un minuto que logre contagiar ese entusiasmo a más personas? Si la respuesta es sí: ¡aquí tienes la solución! En este artículo, te mostramos cómo preparar un  “elevator pitch” con el que conseguirás vender tu negocio o tus ideas en menos de 60 segundos.

¿Necesito uno?

Si tienes un negocio, un proyecto o simplemente muchísimas ideas ambiciosas, ¡no lo dudes! Un elevator pitch es la solución: 30-60 segundos es lo que necesitas para vender tus ideas, tus objetivos y todo lo que desees a clientes potenciales y a nuevas personas que se crucen en tu camino.

¿Cómo y dónde uso mi discurso?

¿No te llega la oportunidad para presentar tu discurso en el ascensor? ¡No hay problema! Puedes utilizar tu elevator pitch también en diferentes contextos para generar interés en tu negocio:

  • Cuando te reúnas con un cliente potencial o con alguna persona que se relacione con tu negocio
  • En la página principal de tu sitio web
  • En eventos de networking
  • En reuniones sociales
  • Para conseguir financiación e inversiones

Básicamente, en cualquier momento en el que se presenten nuevos contactos y nuevas oportunidades.

Otras formas de usar tu elevator pitch:

  • En tus cuentas de LinkedIn, Facebook y otros perfiles sociales
  • Cuando intentas captar nuevos clientes por correo electrónico
  • En la política de marca de tu empresa
  • Siempre que surja el tema en una reunión familiar y tu tía Carlota te haga la típica pregunta: ¿cariño, qué tal va el trabajo?

Cómo escribir un elevator pitch (con plantillas)

Ocupémonos del contenido y la extensión de tu elevator pitch. Existen varias maneras de elaborar un discurso convincente: ¡no todos somos iguales! Por eso, hemos incluido diferentes plantillas e ideas. Para comenzar, responde las siguientes preguntas sobre tu negocio:

  • ¿Quién eres?
  • ¿A qué te dedicas?
  • ¿Qué problemas enfrentan tus clientes?
  • ¿Cómo les ayudas a resolverlos?
  • ¿Por qué consideras que tu solución es mejor que la de tus competidores?

Si unes todas las respuestas a estas preguntas, te quedará algo así:

 

Hola, soy Ana Telas, la directora general de Abriga la Moda. La mayoría de pieles de imitación son baratas y se producen de forma masiva. Por eso, no parecen reales ni se sienten reales al tacto. Nosotros creamos pieles sintéticas para diseñadores de moda que buscan pieles de lujo sin dañar a los animales. Nuestros productos son nacionales y artesanales, 100% ecológicos y un 50 % más baratos que las pieles reales.

 

Aquí te mostramos una de nuestras plantillas de elevator pitch preferidas:

 

¡Hola! Soy [inserta tu nombre] de [inserta el nombre tu empresa]. ¿Te ha pasado alguna vez [habla de un sentimiento negativo] en [ejemplifica con un problema cotidiano]? Yo [describe lo que haces] para [describe tus clientes objetivo] para ayudarlos a [cuenta cómo solucionas sus problemas]. A diferencia de [menciona a tu competencia], nuestros productos y servicios son [describe lo que te destaca de otros, tu propuesta de venta única]. ¿Cómo [inserta una pregunta abierta] en tu empresa?

 

Si completas la plantilla, podrás lograr algo como esto:

 

¡Hola! Soy David Casas de Valencia. ¿Has sufrido alguna vez un gran dolor de espalda después de estar trabajando todo el día en el ordenador? Ayudo a los trabajadores independientes que trabajan desde casa a crear un entorno de trabajo ergonómico óptimo. A diferencia de otros asesores de ergonomía tradicionales, no solo adapto tu silla y tu escritorio, sino que mejoro el espacio completo para que tus días laborales sean más productivos y más alegres. ¿Cómo te gustaría que fuese tu espacio de trabajo?

 

¿Te resulta difícil responder a estas preguntas? Vuelve y echa un vistazo a tu plan de negocios (si tienes uno). O pregúntaselo a una persona amiga para tener una nueva perspectiva. ¡Sus respuestas te sorprenderán!

7 consejos para conseguir un buen elevator pitch

Ahora que ya tienes una base, estos consejos te ayudarán a sacarle provecho a tu discurso:

 

1. Despierta curiosidad. Una vez que te hayas presentado, solo tienes un espacio muy reducido para despertar el interés de tu oyente (o lector). Muchos de los mejores elevator pitch incluyen o comienzan con un hecho, una afirmación o una estadística que llame la atención.

 

Por ejemplo, “En Jimdo, ya hemos creado 25 millones de páginas web”.

 

2. Evita la jerga.

No recurras a términos o a un lenguaje demasiado técnicos. Mantén un tono relajado y conversacional.

 

3. Usa comparaciones.

¿Ofreces algo nuevo? Compararlo con algo que ya existe puede ayudarte a explicar su valor en pocas palabras.

 

Por ejemplo, “LinkedIn es como el Facebook de los negocios” o “Etsy es como el eBay de los artículos hechos a mano”.

 

4. Añade una cuota de emoción.

Las personas no siempre recuerdan lo que dices, pero sí recordarán cómo las hiciste sentir. Incluir un componente emocional te ayuda a que tu público se mimetice con la historia que estás contando.

 

Por ejemplo:

Tu preguntas: “¿Alguna vez has fracasado en el intento de crear una página web sencilla, de buena calidad y profesional?”

Tu público piensa: “Sí, claro, fue tan frustrante que lo dejé”.

Tu solución: “Con Jimdo, puedes crear una página web superbonita en tan solo unos minutos”.

 

5. Haz preguntas abiertas.

Algo que no implique un simple “sí” o “no” como respuesta. Es mucho más fácil recordar una conversación en la que has estado involucrado que algo que has escuchado de forma pasiva.

 

En este ejemplo, Alberto cierra con una pregunta abierta para que la conversación tenga una continuidad:

 

Hola, soy Alberto Erre, director ejecutivo de Erre Balance. Ayudamos a las empresas a cuidar del bienestar mental de sus equipos sin que tengan que salir de su oficina. El año pasado, nuestro cliente más grande obtuvo una reducción del 15 % en los días de ausencia por enfermedad y un 50 % de aumento en la productividad, en solo 6 semanas. Así, logró que los equipos se sintieran renovados y que los directores pudieran enfocarse en el crecimiento de negocio. A diferencia de nuestra competencia, no hay contrato de por medio, por lo que tú decides cuándo trabajar con nosotros. ¿Cómo mantienes la moral alta en tu empresa?

 

6. Deja a tu público con ganas de más.

Tu discurso es como una sinopsis: un adelanto que te hace querer leer el resto del libro. No intentes meter en tu discurso más información de la necesaria porque es muy fácil que tu público se abrume. Te puedes explayar en la próxima reunión (ver consejo 7) o incluir un enlace hacia la subpágina “Acerca de” en tu página web.

 

7. Cierra con un botón de llamada a la acción.

Una llamada a la acción (CTA) evidente le permite a tu público saber cómo seguir. Piensa en tu objetivo final: ¿quieres tener la oportunidad de persuadir a tu público para obtener financiación, hacer un nuevo contacto de negocio o conseguir una entrevista para el trabajo de tus sueños?

 

Por ejemplo, en persona:

“Si les interesa, sería un placer mostrarles nuestro prototipo en funcionamiento. ¿Qué día les queda cómodo la semana próxima?”

 

O, en tu página web:

Añade un botón CTA que conecte con una subpágina pertinente como “Saber más”, “Nuestros productos” o “Contacto”.

 

Tu elevator pitch es el inicio de una conversación. Debería ser corto e ir al grano. Con la cantidad de información suficiente como para impulsar al lector u oyente a que haga una pregunta, coja una tarjeta o visite tu página web para saber más sobre lo que ofreces.

Cómo usar el elevator pitch en tu página web

Con un buen elevator pitch, podrás vender tus productos o habilidades donde sea que tengas posibilidades: online, en persona o mediante un catálogo. Puedes ponerlo en tu página de inicio para captar la atención de los visitantes en cuanto aterrizan en tu sitio, en tu página “Acerca de” o allí donde quieras convertir visitantes en clientes.

 

Aquí podrás ver algunos ejemplos de marcas que usan versiones de su elevator speech online:

Slack

En su página de inicio:

“Para que tu trabajo sea menos complicado, más agradable y productivo”.

Slack es una aplicación para trabajar de forma conjunta que reúne a las personas, la información y las herramientas adecuadas para hacer su trabajo. Desde tiendas de barrio a empresas en la lista Fortune 100, millones de personas en todo el mundo ya utilizan Slack para mantenerse conectados a sus equipos, unificar sus sistemas e impulsar sus negocios. PRUÉBALO GRATIS.

  • “Slack es una aplicación para trabajar de forma conjunta” explica en qué consiste slack con solo 9 palabras.
  • Luego, se explica a los lectores los beneficios de usar Slack, y el texto concluye con un convincente CTA: “PRUÉBALO GRATIS”

Bulb

En su página “Acerca de”, que está en inglés:

Este texto aparece en la página “Acerca de” de Bulb. Es un texto claro e informal que los dueños de Bulb podrían usar para contar en persona lo que hacen (esta es una traducción de la versión en inglés):

 

“Somos Hayden y Amit, fundadores de Bulb. Nos conocimos hace cinco años mientras trabajábamos en la antigua industria energética. Nos dimos cuenta de que todas las mayores empresas proveedoras presentaban los mismos problemas: ineficiencia, servicio deficiente, tarifas altas, energía sucia. Pero esto puede cambiar, la industria energética puede cambiar, y creamos Bulb para impulsar ese cambio. Queremos mejorar toda la industria, y estamos probando tres formas para lograr esto: hacer la energía más simple, más económica y más ecológica”.

 

  • “Nos conocimos hace cinco años mientras trabajábamos en la antigua industria energética” inmediatamente les aporta credibilidad.
  • “Ineficiencia, servicio deficiente…” explica el motivo que los llevó a crear Bulb y por qué se diferencian de la competencia.
  • Por último, se mencionan los objetivos para una energía “más simple, más económica y más ecológica”, que es la propuesta única de venta (USP, por sus siglas en inglés) de esta empresa. Para que sea más efectivo, nosotros terminaríamos con una pregunta abierta como “¿qué opinas de la energía verde?” y, luego, un botón CTA.

 

Cómo lograr que tu elevator pitch suene seguro y convincente

1. Naturalidad.

Hasta el público más entusiasta se quedaría dormido con un discurso empresarial y estructurado. Tienes que imaginar que le estás contando a alguna persona conocida sobre tu negocio usando explicaciones simples y un tono amigable.

2. Practica, practica y practica.

La mejor manera de que tu discurso suene natural es conocerlo a fondo. Así aprendes bien todos los puntos importantes y puedes ir adaptando el discurso a los diferentes escenarios. Una buena idea es grabarte mientras das el discurso, y luego ver la grabación para detectar frases que suenen raro u oraciones demasiado comerciales. Practica tu discurso frente a familiares y amistades, en reuniones sociales y en eventos locales de networking. Si te sientes cómodo cuando das tu discurso, lo más probable es que sea auténtico y no tan comercial.

3. No te apresures.

Lo ideal es que tu elevator pitch sea lo suficientemente corto como para darlo de manera relajada en 30 a 60 segundos. Si te resulta difícil darlo en ese tiempo, es porque es demasiado largo. Revisa tu discurso y compáralo con los ejemplos que te hemos brindado para que puedas quitar las oraciones innecesarias.

4. Inicia una conversación.

Nadie quiere sentir que está dentro de una clase. El público debe tener la posibilidad de hacer alguna pregunta o algún comentario. Incluso, puedes comenzar haciéndoles una pregunta para ver si tienen algo en común contigo.


¿Qué te parece? ¿Cómo se ve tu discurso? Nos encantaría verlo, escucharlo o leerlo.

¿Te has puesto a pensar qué le dirías a tu cliente ideal si te lo encontraras mañana en el ascensor? Ahora ya sabes todo lo que necesitas para llamar su atención antes de que se te acabe el tiempo. Nunca se sabe qué podemos encontrar al abrir una puerta. Si conoces alguna técnica para crear un elevator pitch que no hayamos puesto aquí, te invitamos a que nos lo cuentes en los comentarios.


Comparte este artículo:

Marcos de Barros
Redactor web


Escribir comentario

Comentarios: 0